Auditoría sobre la metereología genovense

Ayoze Álvarez

Me han comisionado. Cuando empecé a escribir este artículo no sabía si este verbo existía. Realmente lo dudaba, pero existe y como esta es mi metafórica aldea y tengo mayoría absoluta, impongo. E impongo por Decreto Ley, que debido a la herencia recibida, mi desconocimiento ortográfico y de léxico, queda indultado. Y como en política y periodismo el pasado no importa si no interesa, hoy yo inauguro el verbo comisionar en la “Aldea de los irreductibles”. Yo comisiono, tú comisionas, él comisiona, nosotros comisionamos… ¡Já! ¡Qué se han  creído que vamos a comisionar nada! Bueno, pues como decía. Ante una serie de ataques y calumnias contra mi persona en estos días pasados que a ustedes poco les interesarán, y que además se basaban en prejuicios y nunca, reitero, nunca, o por lo menos a mí no me consta, en hechos que yo haya realizado, decidí nombrar una Comisión de Investigación que hallase irregularidades en mis actos.

CréditosEl equipo, lo conformaron mi madre, mi abuela, mi perro y la gata de una amiga que me quiere mucho (la gata, aclaro). El resultado, que no tengo nada de qué preocuparme. Soy un ejemplo para mí mismo y para cualquiera que me escuche o lea. No sé muy bien en qué se basaron para dictar sentencia, pero les garantizo que confío plenamente en dicho equipo y en su trayectoria intachable. No tengan ustedes duda de su honorabilidad y veracidad, y si dudan, se aguantan, que aquí estamos en Democracia. Cuando me lo anunciaron tampoco presté mucha atención. Estaba absorto en una serie de exclusivas más interesantes que las montañas de mierda que van a hundir al PP, perdonen la indiscreción. Las informaciones a las que me refiero son las que no paran de llover (hilen fino con estas palabras) en cantidades abrumadoras estos días sobre tormentas, nevadas y crecidas de ríos. Estoy perplejo ante lo que veo. He investigado un poco y parece ser que hay teorías conspirativas que dicen que todo esto que estamos viendo en la televisión se debe a algo llamado “Invierno” y que lleva, sujétense las patillas de las gafas, ¡ocurriendo año tras año desde que el mundo es mundo! ¿Cómo es posible que los medios de comunicación vengan a publicarlo ahora? ¿Por qué no han informado antes de que en Enero puede diluviar, y cuánto más al norte, diluviar universalmente? Pero eso no es todo, la misma teoría conspirativa afirma que en solo unos meses, se volverá a repetir el fenómeno, pero esta vez las informaciones giraran en torno a “olas de calor asfixiante” provenientes de un tal “Verano”. ¿Ustedes qué creen? ¿Informarán también en exclusiva los medios sobre este asunto? ¿Cuántos corresponsales desplegarán? Yo soy temerario y voy a apostar que sí, un hecho tan inusual debería, como mínimo, abrir un informativo. Podrían, incluso, de forma original grabar a personas refrescándose en fuentes, o abanicándose. Sería muy creativo.

Luis Bárcenas esquiandoNo sé. Si tengo que reconocerles algo, la “ciclogénesis” que está afectando al norte peninsular me preocupa, sobre todo por todos aquellos que están perdiendo sus cosechas, y el tema no les parecerá motivo de chiste. Me comentaban varias personas estos días que sentían indignación por ciertos titulares relacionados con el río Ebro. En algunos se decía que los alcaldes de varias localidades “no iban a alcanzar el sueño” esa noche, debido a la crecida. Oiga, pues muy bien. Seguramente más de un agricultor tampoco, y no les hacemos una estatua por ello (aunque yo opino que sí que deberíamos). Pero en definitiva, lo que más me preocupa es esta frivolización hasta del tiempo. Y no sé si algún canal de televisión o radio intenta ahogar (ríanse, porque esta vez el frívolo soy yo) con estas informaciones lo que sucede en Génova 13. Yo “pongo la mano en el fuego” como mi compatriota Soria porque en España no se manipula desde los mass media. Pero otro día, a ver si van a estar cerradas las urgencias más cercanas y yo con quemaduras del tercer grado.

Así que bueno, como me y les prometí que en esta sección estas cosas no nos iban a importar y la vida es más importante que el mundo de caballeros andantes en los que viven los señores que en mis anteriores párrafos ustedes se han imaginado, les voy a dejar un regalo. Un reportaje televisivo de los que a veces te hacen seguir creyendo en la libre información. Además de didáctico y objetivo, nos enseña como cambiar el mundo nosotros mismos en nuestras propias aldeas irreductibles. Y lo más importante, con nuestras propias manos (si no las ponemos en el fuego por la inocencia de algunos). Que lo disfruten.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s