El círculo vicioso

circulo_vicioso1La semana pasada comentamos las posibles y delirantes formas de viajar en el tiempo que hasta ahora se conocen. Pero parad un momento y pensad en la gran inversión que sería necesaria para desarrollar estas tecnologías. Desde luego es más probable que un extraterrestre verde llame a tu puerta a que España disponga de una tecnología así. Solo hay que observar la reducción en un 40% de los presupuestos para ciencia y tecnología  desde el 2009. España dedica solo el 1,3% de su producto interior bruto a I+D, mientras que Alemania, “el motor económico de Europa”, el 2,8%.

Pero pasemos a las suposiciones e imaginad que logramos viajar en el tiempo. ¿Sería suficiente para salir de la crisis? Yo no estaría tan segura. Y para argumentar mi respuesta continuaré resumiendo un artículo muy interesante de Javier López Facal,  profesor de investigación del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Este organismo cumple una importante labor, de la que hablaremos en otra ocasión de forma más extensa.

Este artículo nos presenta en primer lugar una breve historia de la investigación científica en España, a partir de mediados del siglo XX. Aunque con Franco se invirtió una pequeña suma en la investigación agroalimentaria, podemos decir que en España se introdujo el término I+D en 1974. En ese año se creó un fondo nacional para financiar este sector, y en 1977 nació el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial. Pero no había suficiente dinero y se solicitaron créditos con intereses entre el 7% y el 9% para devolver en 15 o 20 años. Esto ha sido un lastre, ya que hemos terminado de pagarlo en los años 90.

Otro error cometido en el pasado fue inscribirnos  en el CERN (Laboratorio Europeo de Física de Partículas) cuando nació, en 1954, ya que no teníamos fondos (o no queríamos) para pagarlo. Dejamos de abonar sus cuotas varios años, y cuando quisimos reincorporarnos tuvimos que pagar caro el ingreso.

Ahora el encargado de la política de ciencia y tecnología en España es el Ministerio de Economía y Competitividad. Y bueno, parece ser que no ha aprendido de los crasos errores de generaciones pasadas. Cuando llegaron los recortes de Mariano Manostijera, como llama Daniel Vega a nuestro querido jefe de gobierno, este ministerio dejó el sector de la ciencia y la investigación exangüe. ¿Y qué pasa con todo eso? Volveremos a tener problemas para pagar a el CERN y recaemos en préstamos de usuremos. ¿Os suena de algo?

Pues nada, a comernos con patatas lo que hay. Yo he fracasado en mi novelesco remedio anti-crisis, espero que vosotros encontréis una solución más efectiva para que la ciencia en España siga malviviendo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s