Cuenta atrás para Intereconomía

cropped-cropped-indis-quietos4.jpg

Nada bueno se puede esperar de un grupo de comunicación cuyo logo insignia es un toro, un toro español. No me van a negar que de primeras, no invita a la sospecha. Hablamos del Grupo Intereconomía, perteneciente al empresario y ex diputado del PP, Julio Ariza Irigoyen. Desde el año 2008 esta empresa de comunicación acumulaba pérdidas superiores a los 50 millones, el pasado año se ejecutó un ERE cuyo resultado fue el despido de 160 trabajadores y se calcula que será necesario prescindir de otros 200 empleados.  Hasta la fecha el grupo lleva un retraso de tres nóminas en los pagos a sus periodistas y esta semana ha hecho público el preconcurso de acreedores que pondrá en marcha en los próximos cuatro meses para ganar tiempo en su carreara por no hundirse.  Durante ese tiempo, la compañía debe seducir y convencer a sus acreedores con un plan que sea rentable y pueda salvar al grupo.

La cadena de televisión, Intereconomía, ha tenido que suprimir cinco de sus programas incluido el de su estrella, Antonio Jiménez, que ha emigrado a la televisión de los curas, 13 TV, y que no ha dudado en imitar el nombre de su anterior programa y pasar a llamarse: “El cascabel al gato”. Gran nombre, sí señor, sagaz dónde los haya. Pues bien, por mucho que la gran mayoría de los detractores y escépticos del grupo, a los que razones no les falta, no puedan entender que el cierre de Intereconomía televisión y La Gaceta supone una mala noticia, desgraciadamente, sí que lo es.  Es otra banderilla para el curtido lomo de los medios de comunicación. Pero qué taurinos estamos hoy. El cierre de cualquier medio de comunicación, sea cual sea su aportación a la opinión pública, es una triste noticia para el gremio. Y lo es porque en este tipo de medios, existen decenas de periodistas infiltrados que pese a tomar tranquilizantes para soportar las editoriales o  los debates televisivos, no merecen ir al paro. Pese a lo que muchos puedan pensar, si finalmente el grupo anuncia su cierre, los echaremos de menos.

 Atrás quedarán las sonrisas al pasar frente al kiosco y cotejar las jocosas portadas de La Gaceta. Díganme que no son geniales, su portadista tiene talento.  Qué será de personajes televisivos como el falangista Eduardo García Serrano o  Pipi y sus intensos debates.  Lo que está claro es que si Intereconomía cierra, APM y el Intermedio tendrán serios problemas para rellenar contenidos  y eso sí sería una gran pérdida.

Advertisements

One response to “Cuenta atrás para Intereconomía

  1. Pingback: La Gaceta o: cómo aprendí a amar el periodismo | Semanario digital·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s