Espíritu Olímpico: La Caja Mágica

Hoy, en construcciones millonarias que a los dos años acaban sin usarse tenemos la Caja Mágica, ese pabellón construido con el dinero de todos los madrileños y que, pasados los dos años, nadie quiere usar como recinto deportivo.

caja magica indiscretos (madrid.es)

Antes de hablar de sus (nulas) cualidades para albergar este tipo de evento, cabe preguntarse la necesidad de construir un recinto de este tipo cuando en Madrid ya hay varios que reúnen todas esas características. Hablamos del Madrid Arena, del Palacio de los Deportes, del Palacio de Vistalegre e incluso de la Plaza de las Ventas.

Este armatoste, ideado para que fuese una de las sedes más importantes de los Juegos Olímpicos de 2012, se retrasó al no ser la capital española la elegida, pero si fue terminada antes de la elección de los Juegos de 2016. Este factor influyó definitivamente en el costo total de la obra, que fue de 294 millones de euros cuando se pensaba que no pasaría de los 120.

La dilapidación de los impuestos de los madrileños y españoles en estas cosas es una de las razones de esta crisis, y no la famosa cantinela de ‘hemos vivido por encima de nuestras posibilidades’, pero  cuando se el dinero se gasta en nombre del ‘espíritu olímpico’ todo vale.

El diseño de tamaña obra de arte es otra de las cosas curiosas de este complejo deportivo, sobre todo cuando se habla de estas cantidades de dinero. Tiene que haber un problema cuando, de dos potentes equipos de baloncesto, uno de balonmano y uno de fútbol sala, ninguno de ellos quiere jugar en la Caja Mágica, comúnmente llamada ‘Caca Trágica’.

El Real Madrid de baloncesto fue el único de los cuatro equipos que jugó en la Caja Mágica. Resultado: solo aguantaron una temporada, queriendo abandonarla antes de la misma. Las razones: mala visibilidad y una grada muy alejada de la pista.

Así, Estudiantes y Real Madrid prefieren jugar en el Palacio de los Deportes a pesar de que la visibilidad de los fondos de este pabellón también es nula. El Balonmano Atlético de Madrid, por su parte, se decanta por el Palacio de Vistalegre.

Ni siquiera el Mundial de Balonmano que ganó España hace apenas dos semanas se jugó en la Caja Mágica por gusto, sino que fue fruto de la desgracia ocurrida en el Madrid Arena, que era el recinto elegido por la organización. Solamente el Masters 1000 de tenis aguanta en el recinto, jugándose allí desde 2009.

Para los Juegos Olímpicos de 2020, el pabellón será utilizado exclusivamente para el Tenis. Tras la exposición de todos estos hechos, desde Indiscretos nos preguntamos: ¿de verdad merece la pena gastarse 294 millones de euros para 50 partidos de tenis al año? No parece que la construcción del pabellón se deba al espíritu olímpico, sino a razones más oscuras que no acabamos de entender.

Mientras con toda probabilidad ese dinero no será devuelto a los ciudadanos, algunas empresas constructoras se han enriquecido con este tipo de obras públicas durante decenas de años. Una muestra más es la Caja Mágica.

(Fuente fotografía: madrid.es)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s