Las mayores fianzas de la historia

El desfile por los telediarios de elegantes personajes que, escoltados por una marabunta de micrófonos, acuden a tribunales en los que se les fija una fianza como premio a su buena labor, se ha convertido en algo habitual en este país devoto de Frascuelo y de María.

Existen dos tipos de fianzas, la penal y la civil. La responsabilidad civil establece las indemnizaciones que se van a reclamar en un juicio por hechos delictivos. Se calculan en función de los daños causados y si no son pagadas se intentan cubrir embargando los bienes de los culpables. El duque Empalmado y Diego Torres (8,1 millones de euros), la cúpula de la CAM (25 millones), Francisco Javier Guerreo ‘el cocas’ (686 millones) o Juan Antonio Roca (1.000 millones) son algunos de los ilustres barones que han recibido esta clase de sanciones.

La fianza penal es el dinero que el juez pide a cada condenado por darle la tarjeta “queda libre de la cárcel”. Suelen ser cantidades mucho más bajas que en el caso de la responsabilidad civil y muchas veces acaban siendo rebajadas porque los centros penitenciarios no son los destinos vacacionales preferidos de nuestros ladrones de alta alcurnia. Estas son las mayores fianzas determinadas por la Justicia española:

18º Jesús Gil (700.000 euros). Uno de los mayores paladines de la delincuencia de alto standing patria. Aunaba casi todas las virtudes inherentes a esta estirpe: sin estudios pero nunca falto de argumentos contundentes, amasó su fortuna gracias a varios pufos inmobiliarios (56 personas murieron por el derrumbe de uno de sus residenciales ‘low cost’), lo que le costó una condena de prisión -de la que fue indultado por Paca ‘la culona’- aunque ello no le impidió llegar a la presidencia de un equipo de fútbol ni a la alcadía de Marbella, tierra de recalificadores, con un partido que llevaba su apellido por  nombre. El eterno presidente del Atleti pagó 700.000 euros en 2002 a los siete días de entrar en la cárcel por la malversación de 26 millones de euros desde el ayuntamiento que dirigía.

17º Joaquín Tojeiro (900.000 euros). El exalcalde socialista de Ciempozuelos fue condenado en 2006 por el blanqueo en Andorra de 40 millones que había obtenido gracias a una recalificación urbanística años atrás. A su salida de la cárcel, un mes después de ingresar, fue recibido por una treintena de amigos y vecinos que le gritaban “¡Ese Joaqui, ese Joaqui!”.

16º Pedro Torrejón (900.000 euros). Una semana antes de la salida de Tojeiro, su sucesor –también socialista- en el cargo,condenado por losmismos motivos abandonaba el centro penitenciario. El año siguiente a su estancia en prisión se volvió a presentar a las elecciones municipales con un nuevo partido. Le votaron 11.000 personas.

15º Maciá Alavedra (1 millón). El antiguo consejero de Economía y mano derecha de Yoda Pujol en la Generalitat hasta 1990 pasó un día en la cárcel y pagó el millón de euros fijados en el marco de la ‘Operación Pretoria’, que investiga varios casos de corrupción urbanística en varias localidades del área metropolitana de Barcelona. El año pasado admitió que estuvo blanqueando dinero en paraísos fiscales hasta 2006.

14º Lluis Prenafeta (1 millón). El sucesor de Alavedra como número 2 de Pujol tardó un día más que su compañero de fechorías en reunir la fianza decretada por el juez Baltasar Garzón en una operación que, además de los empresarios, involucra a más de diez políticos de CiU y PSC. Ese mismo año rompió a llorar como la mejor de las plañideras durante la presentación de un libro en el que explicaba lo mal que lo pasó tras aquellos maravillosos regidos por el tráfico de ingfluencias y el cohecho.

13º Pedro Román (1 millón). El ex teniente de alcalde de Marbella por el Grupo Independiente Liberal (GIL) evitó la pena de cárcel pagando los 200.000 euros a los que quedó rebajada la fianza original por su implicación en la ‘operación Malaya’, el mayor caso de corrupción urbanística del país. De todos modos, tuvo que pasar un año en prisión por su condena en el caso Moansa y es que coleccionar causas judiciales es, junto con la recalificación de terrenos y la aceptación de sobornos de la mafia rusa,  una de las prácticas más populares entre los políticos marbellíes.

12º Apostolos Mangouras (3 millones). El capitán del Prestige, el petrolero cuyo vertido llenó la costa noroeste de la península de una marea negra de chapapote, pasó dos meses y medio en la cárcel en 2003 hasta que los armadores del buque entregaron un aval para cubrir su fianza. A su salida, en la que se podían leer pancartas como “hola, gran Apostolos, nuestro capitán”, el responsable del mayor desastre ecológico de España dijo que estaba “muy bajo de ánimo ya que no entiendo porque he estado preso”.

11º Antonio Camacho (3 millones). El propietario de la agencia de valores Gescartera, que dejó un agujero de 108 millones, fue condenado a 11 años de prisión por los delitos de apropiación indebida, estafa y falsedad en documento mercantil continuados. En 2004 su fianza se redujo hasta los 300.000 euros y pudo salir tras casi tres años gracias a la entrega de dos casas de lujo y un cheque de 30.000 euros.

10º Jaume Matas (3 millones). El expresidente de las Islas Baleares es de los que piensan que, puestos a delinquir, mejor hacerlo a lo grande. Fue condenado en 2010 por nada más y nada menos que doce delitos de corrupción (falsedad documental, prevaricación administrativa, fraude a la Administración, blanqueo de capitales, delito electoral y siete delitos de malversación pública) a prisión bajo fianza de 3 millones, la más alta impuesta a un político -de momento-. Pudo evitar su encarcelamiento gracias a un crédito del Banco de Valencia, la entidad controlada por sus amigos del partido en la taifa de Rita Barberá, que un año después reconocía un agujero de 585 millones.

Los Grandes de España (Fuente:Reuters)

Los Grandes de España (Fuente:Reuters)

9º Juan Antonio Roca (3+1 millones). La Mano del Rey -Gil- fue asesor de Urbanismo de Marbella durante los gobiernos del orondo soriano y de Marisol Yagüe. El cerebro de la operación Malaya fue condenado con la mayor fianza civil de la historia y tuvo que pagar un millón de euros para salir de la cárcel, algo que hizo tras dos años en prisión preventiva, en 2008. Después de una semana saboreando la libertad, el capo de la Costa del Sol volvió a ingresar en prisión por su implicación en el caso ‘Saqueo I’ -nunca una operación policial tuvo un nombre más certero- bajo una nueva fianza de tres millones. Sigue entre rejas, pero privilegios como una celda a su disposición como despacho o un portátil presagian que el marqués de Soto del Real no vive tan mal.

8º Mario Conde (12 millones). El engominado paradigma del estudiante de derecho perfecto. Con 25 años se convirtió en el Abogado del Estado más joven de la historia y con 39 en el presidente más joven de un banco, en el que dejó el mayor agujero financiero conocido hasta la fecha, de 3.600 millones de euros. En 1995 estuvo tres meses en la cárcel por el caso ‘Banesto’, pero se ve que los barrotes le echaban de menos y en 1998 volvió a entrar para pasar un año y medio y una vez más en 2002 por la ampliación de la primera condena. Obtuvo la libertad condicional a los seis años. Ahora da clases de economía y de moralidad desde su púlpito en el Grupo Intereconomía.

7º Alberto Cortina y Alberto Alcocer (12,24 millones cada uno). Los Albertos, los primos preferidos de la jet set cañí, lo hacían todo juntos. Crecieron juntos, se casaron con las hermanas Koplowitz, vestían igual, presidían paralelamente el Banco Zaragozano cogidos de la mano y estafaban a sus inversores cogidos de la mano. En 1998 tuvieron que pagar 24,5 millones por el escándalo de Urbanor. En la actualidad, ambos pueden seguir jugando a los pelotazos inmobiliarios en amor y compañía a través de Alcor Hólding.

6º Francisco Correa (15 millones). El cerebro de la trama Gürtel, ‘don Vito’ para los amigos, entró en prisión en 2009, pero el juez Pablo Ruz pensó que se trataba de un hombre demasiado elegante y bien vestido para estar entre rejas, por lo que le rebajó su sanción  hasta los 600.000 euros. La primera reducción le pareció insuficiente al el Papá Noel de los políticos de la gaviota -su peinado comenzaba a perder vistosidad- y se volvió a bajar hasta los 200.000 euros, quedando en un módico 1,3% de la  original. Correa, cuyo humilde patrimonio se componía de 25 fincas, 30 casas, 22 coches, 18 garajes y dos barcos, los pagó y salió de la cárcel el año pasado.

5º Hussein Salem (15+12 millones). El magnate hispanoegipcio, acólito del dictador Hosni Mubarak, tiene una colección de viviendas de lujo en Madrid y Marbella -siempre Marbella-. La policía fiscal, que en una de sus mansiones en la Moraleja encontró una caja fuerte del tamaño de una tragaperras, afirmó que era la persona más rica que habían perseguido. En 2011 la Audiencia Nacional le impuso 15 millones de fianza por la ganancia ilícita de 1.600 millones a través de sus negocios turbios en el país del Nilo (un acuerdo de exclusividad para vender gas) y otros 12 más por el blanqueo de 33 millones en España. Una suma que el alto tribunal acabo limitando hasta los más que asequibles 1,2 millones definitivos en un descuento propio de la semana fantástica de El Corte Inglés.

4º Javier de la Rosa (30+6 millones). El millonario catalán, experto en la cultura del pelotazo y vecino ocasional de celda del profesor Conde, pagó seis millones en 1995 tras 15 meses en la cárcel por su maravillosa gestión del parque Grand Tibidabo, y se le impuso una fianza de otros 30 millones por saquear el grupo Torras. En 1999 se le redujo la fianza hasta 3 millones que no han sido abonados. En la actualidad disfruta del tercer grado penitenciario y recientemente ha implicado a Jordi Pujol -¡que sorpresa!- en un caso de blanqueo de dinero en Suiza.

3º Iván Losada (30 millones). El perrito faldero de Ángel de Cabo, que se inició en el mundo laboral como electricista, formó un tándem con su mentor especializado en reflotar compañías en ruinas. En realidad, se dedicaron a rapiñar cuanto podían con sus perfumadas pezuñas mientras las compañías se hundían. Una de ellas fue Viajes Marsans, cuyo cierre dejó en la calle a casi 1.500 personas, que Díaz Ferrán vendió a la dupla mesiánica  por el precio simbólico de un euro. Cuando la empresa ya había declarado el concurso de acreedores -suspensión de pagos- Losada se había autofijado una nómina de 500.000 euros y acudía a las reuniones del consejo en un Ferrari que había sido del hijo de Díaz Ferrán. Entró en prisión hace dos meses por varios delitos económicos relacionados con el saqueo del grupo Marsans y de varias empresas de Nueva Rumasa en el marco de la operación ‘Crucero’.

2º Gerardo Díaz Ferrán (30 millones). El expresidente del patronal, compañero de celda de su amigo del alma Iván Losada, llevó a la quiebra uno de los mayores grupos turísticos de España y trató de traspasar todos sus bienes a socios y testaferros para declararse insolvente y no hacer frente al agujero que había creado, labor para la que recurrió a Ángel de Cabo, con el que acordó repartirse en secreto 8 millones. En su casa se encontraron algo menos de dos kilos de oro que, según él, eran de sus padres y varios coches de lujo que por supuesto tampoco eran suyos. Sofisticado y coqueto como siempre, ha pedido gomina al economato de la prisión aunque no está claro para qué, ya que está más calvo que Danny deVito. Su fianza ha sido rebajada recientemente a diez millones.

1º Ángel de Cabo (50 millones). El capo del caso ‘Crucero’ tenía un arsenal de abogados a su servicio y un entramado de sociedades pantalla que utilizaba en el descuartizamiento de las empresas que prometía sanear. Angelito ‘el chapuzas’, como le conocían en sus remotos tiempos de fontanero, encontró una mina de oro en la crisis inmobiliaria. El ‘liquidador’ ha sido sancionado con la mayor fianza de la historia por varios delitos de insolvencia punible (vender bienes para no pagar a acreedores). Despótico y ostentoso como pocos, dicen los más exagerados que para impresionar a socios y acreedores se encendía sus puros con billetes de 50 euros. Seguro que en Soto del Real, donde visita la enfermería cada dos por tres a causa de sus ataques de ansiedad, recuerda melancólico aquellos papeles chamuscados.

Daniel Vega

Advertisements

One response to “Las mayores fianzas de la historia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s