Asistentes y consejeros, el gran chollo de la patronal

Juan Haro    @HaroJuan

Resulta traumático toparse con un extracto de la realidad que resuma en buena medida la idiosincrasia de éste nuestro país. Hoy subía en el ascensor que me lleva a mi puesto de trabajo. A diferencia de otras mañanas somnolientas, esta vez no iba acompañado de otras caras familiares en el pequeño habitáculo. Esta vez, el tipo impecable con corbata y maletín que iba a mi lado, era uno de los que entre el resto plantilla son apodados como los jefazos.

Como toda mi vida he sido bastante curioso, inicio mi investigación sobre el susodicho: Vicepresidente ejecutivo y yo con Los Porretas a todo volumen amenizando el trayecto.  Pero sigo con mis indagaciones y ¡Eureka! Él también tiene su despacho para cuando sea menester, el consejero más célebre de la compañía. (Todavía no soy parado, por lo que no puedo ser más explícito)

Fuente: Tercerainformación.com

Fuente: Tercerainformación.com

Así es cómo nace la idea para mi artículo de esta semana en Indiscretos: consejeros, asistentes, asesores, técnicos, vocales… Esos cargos con designaciones de diversa tipología, cuyos nombramientos son en su práctica totalidad elegidos a dedo,  fruto de amistades entre grandes cargos, con nóminas cifradas en cantidades desorbitadas y con funciones que se resumen en no hacer ni el huevo y pasear el nombre entre reunión y reunión. Pues resulta que las grandes empresas españolas, las mismas que ejecutan ERES para despedir a empleados con familias que alimentar, están bien surtidas de este perfil de trabajadores.

Repsol, Telefónica, Endesa, Iberia, Aldeasa, Tabacalera o Enagás, son algunos de los estandartes de la maltrecha economía española y las cuales no hace muchos años eran todas de dominio público. Si, público, un término que con el tiempo quedará en desuso. Todas ellas cuentan en sus filas con la valiosa aportación de sus consejeros que más adelante detallaremos. Obviamente cada trabajador cumple su rol dentro de la empresa, la persona de la limpieza mantiene la oficina limpia, el becario hace el trabajo de otros a un precio mucho más rentable, el trabajador hace su trabajo rutinario, el director para en la oficina una o dos veces por semana para ver cómo va la cosa y el consejero…el consejero pues ahí está, dando el “prestigio” que su nombre aporta a la empresa y que gracias a sus contactos institucionales se consiguen grandes negocios. Ése es el verdadero secreto del consejero y el asesor, los contactos que abren la puerta a tratos de favor y negocios.

Pero vayamos más allá y profundicemos en la procedencia de estos cargos y de cómo han sido contratados, con 50 y 60 años, con lo difícil que está la cosa. Rodrigo Rato, asesor de Telefónica, fue Ministro de Economía, Ministro de Hacienda y vicepresidente del gobierno de Aznar. Eduardo Zaplana, directivo de Telefónica, fue  Ministro de Trabajo y portavoz del gobierno. Fernando Almansa, fue Jefe de la Casa Real, consejero de Telefónica. Iván Rosa, marido de la Soraya Sáenz de Santamaría, directivo de Telefónica. Miquel Roca, presidente de CIU, consejero de Endesa. José María Aznar, ex presidente del gobierno, asesor de Endesa.  Pedro Solbes, fue Ministro de Economía y Hacienda, asesor de Endesa. Elena Salgado, fue directora general de Economía, asesora de Endesa.  Felipe González, ex presidente del gobierno, consejero de Gas Natural. Josep Piqué, fue ministro de Industria y ahora presidente de Vueling, el cual pertenece a Iberia. Esperanza Aguirre, fue arpía de la Comunidad de Madrid y ahora asesora de la empresa catalana,  Seeliger y Condider. Y la lista sigue y sigue y sigue…

Supongo que los nombres en negrita les suenan de algo. ¡Pero si  son políticos! Son aquellos que con la pérdida de las elecciones y el cambio del gobierno desaparecieron de la esfera pública para pasarse a la privada. Los mismos que llevaron una colosal, incombustible y pertinaz campaña de privatización iniciada a mediados de los 80, en la cual psocialistas y populares se iban preparando su asiento como asesores en un futuro próximo. Porque aunque les parezca una falacia, en lo público se pesca menos que en lo privado, al menos legalmente. Un ejemplo, Mariano Rajoy no llega a cobrar anualmente 100.000 euros, Rodrigo Rato ve ingresados en su nómina 200.000 euros al año. Y así muchos más.

Para que luego digan que España no está unida. Díganme ustedes qué país navega en el mismo barco y con marineros liberales, conservadores, izquierdistas, catalanistas, “socialistas”, populares, nacionalistas vascos y socialdemócratas. Todos consejeros y todos de felices. Me quedo con las sinceras palabras de alguien que sabe de qué va la cosa, el ex presidente de La Caixa, Josep Vilarasau: “La principal fuente de recaudación es siempre el impuesto sobre la renta de la gente normal, que no tiene ganas, tiempo ni conocimientos para llevar sus 20,000 euritos ahorrados a otro sitio. Esta gente es la verdadera riqueza de una nación”. Y añade, “En todo el mundo siempre han sido los pobres los que han pagado el plato. Parece que siempre ha sido, y quizá será, así”. En estas declaraciones se resume casi toda la problemática actual.

Todo esto sólo lleva a una reflexión que ya la sabemos todos, pero que es irrisoria cuanto menos. Y es que el poder en este país es una espiral sin puerta de salida, una serpiente que se muerde la cola. Los mismos que controlan o controlaban la política son los mismos que manejan los hilos de la economía al otro lado de la mesa de reuniones. Son ellos los asesores y consejeros, los que en su etapa política privatizaron todo cuanto pudieron a conciencia.  Lo triste de la historia, aparte del modo de exprimir al trabajador para sacar adelante los sueldazos de los consejeros, es que hasta que esto no cambie, hasta que la dinastía borbónica de políticos y empresarios se despolarice, empresa y política arrasarán con lo poco público que nos dejan. Mi consejo, como asesor de INDISCRETOS, es que se hagan consejeros, de sí mismos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s