Biblioteca básica

foto: Jöel LópezHace frío ahí fuera. La nieve cubre las aceras como la caspa en nuestra televisión. Hace falta luz y taquígrafos. Necesitamos respuestas. Aunque sean de pega. Eso es lo de menos. Aquí están. Recomendaciones literarias ficticias para una época igual de ficticia.

‘El Duque empalmado. 50 erecciones en Palacio’.  Conjunto de cuentos erotico-monárquicos que recojen intrigas palaciegas llenas de cacerías, elefantes, influencias, dinero e infantas. Tan Real como la vida misma. Edición especial forrada en armiño.

‘Del puño al muñón. Historia del Partido Socialista’. Vibrante relato de la caída de un partido político desde la cúspide misma del poder hasta el entresuelo de la corrupción.  Con el artículo introductorio: ‘De la ceja a la alopecia’ de la reputada Amy Martin.

‘De Génova a Suiza sin pasar por Castilla’. Primer volumen de la guía de viajes ‘La gaviota’. Un documento perfecto para aquellos que quieren viajar sin ser vistos. A modo de fichas (cada una en un bonito sobre) podrás encontrar toda la información necesaria: Cómo crear una cuenta en Suiza, una relación de notarios dispuestos a dar fe por si acaso la cosa se pone fea y de regalo un juego de cuadernos para llevar las diferentes contabilidades de una manera efectiva y elegante.

‘El caso Goya o el cine español no existe’. Estremecedor documento que revela una trama urdida por el poder para hacer creer que hay una masa crítica en contra de sus decisiones. El reportaje, avalado por los editores de ‘Cartón y piedra. Lo que hay detrás de Iker Jiménez’, descubre que las personas que recogen los premios y atacan al gobierno son actores haciendo de actores, pagados por el Estado. Y en realidad, las películas nominadas no pasan del tráiler porque no existen. Nadie ha descubierto el engaño porque casi nadie va a verlas.

‘Consejos de ministros’. Útil trabajo de divulgación donde el lector puede encontrar frases, trucos de belleza y de protocolo de más de una veintena de ministros y exministros (les va a costar notar la diferencia) para conseguir un odio inmediato por parte de la sociedad. Solarium excesivo o pedantería extrema para provocar recelos y arcadas, explicaciones inverosímiles a problemas creados por ellos mismos para justificar manifestaciones, y frases propias de párvulos para disimular su extraordinario currículo profesional.

‘Recortables marianos’. Bonito libro objeto en el que niños, jóvenes, inmigrantes y pensionistas pueden convertirse en el presidente del Gobierno (es sólo por un rato, no se preocupen) y recortar todo aquello que crean que es superfluo. Pueden innovar y recortar en Defensa o en las dietas de los diputados, o pueden recortar en clásicos como la Educación, la Cultura o la Sanidad. Serán menos queridos por el pueblo pero en las cumbres europeas molarán un montón.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s