“JODER MACHO, CÓMO TE LO MONTAS!”: Cine Quinqui, tó lo weno.

El barrio, los colegas,  la trena, el jaco, los bugas , la Bofia, las pivas y las recortadas… palabros que en nuestra sección de Mucho ruido y pocas luces nos enrollan cantidad desde que hace poco tiempo descubriéramos lo que sin lugar a dudas es todo un género cinematográfico: El cine Quinqui.

(Por favor, acompañen con este bello rasgueo de guitarra de los Chunguitos para la banda sonora de Deprisa Deprisa, 1981, de Carlos Saura):

Eran inicios de la Transición en algunas nuevas barriadas de la capital y de Barcelona, y había poco que hacer: el trabajo escaseaba debido a la profunda crisis que los coletazos del Franquismo daban durante estos últimos setenta e inicios de los 80; las drogas como la heroína (también llamada jaco, caballo, potro) y la cocaína (perico, farlopa) estaban viviendo su época de  mayor esplendor consumista debido a la falta de legislación en el tema, y la policía tenía una imagen pésima en la sociedad.

Los adolescentes y jóvenes en estos ambientes se juntaban y organizaban en bandas criminales para cometer desde pequeños hurtos como tirones de bolsos a viejillas (“Yo no me la juego estirando a ciegas pa sacar un pañuelo con mocos y cuatro llaves” El Fitipaldi en Perros Callejeros); pasando por robos de coches (el Vaquilla empezó a robarlos con nueve añitos usando almohadones y zancos para poderlos conducir, en la película “Yo, el Vaquilla” cuentan sus hazañas); e incluso llegando a homicidios y violaciones ya con repercusiones más serias.

Esta oleada de violencia, esta queja a gritos, o simplemente esta transformación de la realidad a través de los más jóvenes la representaron en el cine sobre todo dos directores: Eloy de la Iglesia en Madrid y Jose Antonio de la Loma en Barcelona. Puede que no retrataran todas las razones ni todos los ángulos desde los que esta realidad se podría haber mirado, pero desde luego y viendo unas cuantas películas uno, más aún si es un indiscreto de los de verdad, podrá enterarse de cómo iba la movida. Muy chungo todo.

Jotdown:KINKIS

Fuente: JotDown

Dentro de las películas del primero, Eloy de la Iglesia, nacido en Zarautz, sobresalen Navajeros (’80), Colegas (’82), en la que destaca la participación de Antonio y Rosario Flores; El Pico (’83), El Pico II (’84) y La Estanquera de Vallekas (’87). Su actor fetiche, que aparece en todos los filmes anteriores y el que podríamos decir fue el más representativo del género, fue José Luis Manzano (aquí tenéis un artículo sobre su vida con continuación y todo en un blog to quinqui), muerto a los 28 años y real y auténtico vividor de su papel, por desgracia. Igual fue el caso de José Luis Fernández, “Pirri“, que desde niño aparece en las películas de Eloy haciendo el mismo rol de apartado social, “evolucionando” a presidiario y politoxicómano.

La Sexta.com, El Pico2

Sin estudios ni trabajo, se dedicaron al cine creando historias sobre la (su) vida misma. Aparte de la precariedad que van sorteando a base de drogas (muchas veces proporcionada por Enrique San Francisco, secundario y casi siempre homosexual -why?- en muchas de las películas de Eloy), y de trabajillos esporádicos (no contemplados en los límites de la ley, claro), estas películas muestran la parte humana, real, sensible e interna de los verdaderos problemas de estos jóvenes que no encontraban nada mejor que hacer en su vida que buscar la libertad a base de enfrentamientos con el orden que les habían impuesto.

Por su parte, José Antonio de la Loma estrenó en el ’77 la película de “Perros Callejeros” que se considera la primera del género y que se inspiró en la historia real del “Vaquilla”, famoso delincuente juvenil y apasionado en sus vivencias (“que serás mía, aunque le pese a tu tío al Mosque y a quien sea, que te quiero pa mí solo y pa siempre, por mi libertá” Olé), después de la cual estrenaría la 2, y más tarde “Yo, el Vaquilla”, en el ’85, sobre el mismo personaje real con el “Torete” como actor protagonista. Torete también era conocidillo por ahí por sus delitos.

Aparte de recomendaros todas estas películas junto con “Deprisa Deprisa” de  Carlos Saura (’81), copiar el estilazo de los primeros años ochenta españoles con pantalones campana prietísimos de cintura alta, camisas de colores y cuellos picudos;  nunca está de más que escuchéis un poco a los Chichos, Los Chunguitos, Burning, Rumba3 y todos los artistas que el panorama español parió a la par que estas obras maestras del séptimo arte; me queda poco más que añadir aparte de que seáis felices una semana (santa santísima) más, y que el concierto de los Mumford & Sons en Madrid estuvo muy muy bien. Que el ojo del tigre os acompañe indiscretos!

tumblr_mjfdvyYaSF1rf0nymo1_500

Fuente: Tumblr.
Advertisements

2 responses to ““JODER MACHO, CÓMO TE LO MONTAS!”: Cine Quinqui, tó lo weno.

  1. Gracias por la aportación, LM!! El canal ya lo conocíamos, y en cuanto a Maki Navaja, dado que comenzó como cómic y pese a dar el salto a la pantalla en cine y TV, en este artículo no hemos ido tan lejos ni en tiempo ni en contenido. Muchas gracias de nuevo por el comentario y por la lectura, espero que el resto te haya gustado!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s