¿Qué fue de Iraq?

Juan Haro   @HaroJuan

Se cumplen diez años de la invasión multinacional de Iraq. La “misión” liderada por los Estados Unidos en 2003 dejó a un país en ruinas, sumido en el caos político, con un sistema corrupto y envuelto en la violencia de una sociedad dividida en tribus y ramas religiosas. Este es un reducido balance de lo que en un principio se llamó una “misión de paz” para derrocar al régimen de Sadam Husein.

guerra-en-iraq-1Desde que la Guerra Fría tocará su fin, las Naciones Unidas han hecho uso de los mecanismos de seguridad y de las llamadas “operaciones paz”. En sus inicios Somalia y la antigua Yugoslavia, y más recientemente, Sudán o la República Democrática del Congo, han sido testigos de este tipo de misiones de dudosa justificación en algunos casos. La razón por la que Iraq fue invadido en un principio, fue la negativa de Sadam a permitir el acceso a los espacios presidenciales por parte de los inspectores de la Comisión Especial de la ONU para el Desarme, compuesta en su gran mayoría por miembros americanos. Sadam negó rotundamente que sus palacios presidenciales albergaran armas de destrucción masiva y acusó a EE.UU. de ser los culpables del embargo que el país sufría desde 1990 tras la invasión iraquí a Kuwait.

En el año 2003, miles de personas salieron a las calles con la intención de evitar la invasión de Iraq por los Estados Unidos y la coalición internacional, en la que estaba incluida España. Meses más tarde tuvo lugar la famosa cumbre de las Azores, en la que George W.Bush, Tony Blair, Durao Barroso y José María Aznar, acordaron las directrices de la invasión y lanzaron un ultimátum a Sadam. Y el 20 marzo de 2003 comienza la invasión. EE.UU y la comunidad internacional hacían gala de un despliegue militar monstruoso y aberrante.  En Abril las tropas americanas ya habían llegado a Bagdad acompañados de la famosa imagen con la caída de la estatua de Sadam.  Teóricamente el desmantelamiento de arsenal químico del régimen estaba al caer. Sin embargo, nada de esto sucedió. ¿Por qué? Porque todo era una funesta mentira y un burdo montaje, que occidente se tragó o sobre el que no quiso investigar y despellejar el trasfondo.

Fuente: Auladefilosofía.net

Fuente: Auladefilosofía.net

Pero, ¿qué fue de Iraq diez años después? Esta es la pregunta que casi nunca se cuestiona la opinión pública después de conflictos bélicos muy mediáticos. Iraq, diez años después, es un país con un sistema democrático tenue y frágil, aquel modelo de democracia que prometió Bush, dista mucho de la realidad política. La seguridad y el mantenimiento de la paz en el país son endebles y apenas gozan de recursos. A pesar de la nueva Constitución y la celebración de dos elecciones, las libertades y un sistema democrático real, no están al servicio de la sociedad iraquí y las instituciones no son el símbolo de la ley y la justicia. Según Transparencia Internacional, Iraq ocupa el octavo puesto en la lista de países con más corrupción (España ocupa el puesto 30…). Lo que más afecta al pueblo iraquí es la precaria situación de los servicios públicos. El agua potable, la luz, el trasporte público, la educación o la sanidad empobrecen más que mejoran la vida a las familias iraquíes. No es un ejercicio para sacar a la luz todo lo malo del país desde que empezó la guerra, pero es que los avances de la sociedad iraquí apenas son reseñables.

Fuente: Unmundoperfecto.blogspot.com

Fuente: Unmundoperfecto.blogspot.com

Los jóvenes y algunas familias iraquíes sueñan con instalarse en otros países, con dejar atrás un país al que no ven futuro, un país lastrado por treinta años de guerras y conflictos. En la actualidad dos millones de iraquíes viven en el extranjero y tan solo un 40% de los adultos residentes en Iraq poseen trabajo.  Desde que empezaron las guerras,  1,2 millones de viudas carecen de ingresos para mantener a sus hijos.

La última invasión estadounidense, dejó 122.000 muertos. Las promesas de George W.Bush no se han cumplido, ni una de ellas. Las temidas armas de destrucción masiva no aparecen. Los pactos y acuerdos por la repartición del petróleo, sí han germinado entre ambos países. La reconstrucción de una sociedad perdida, abandonada a la deriva y sin futuro, no les ha importado. Aquí va la historia de otra guerra sin sentido ni coartada. Otra guerra que deja a un país igual o peor de lo que estaba. Una guerra que solo interesó a los grandes líderes de occidente y de las Naciones Unidas. El mundo árabe sigue sangrando, pero eso a nadie le importa, nadie se pregunta: ¿Qué fue de Iraq?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s