Abril, queremos sol.

Hoy último domingo y día de marzo, quiero conmemorar el final de este maldito mes: ha llovido más que nunca, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMT) y el criterio de una serie de encuestados con grandísimos conocimientos sobre meteorología y vida al aire libre en nuestro entorno cercano.

Este mes está en camino de obtener el dudoso premio del más lluvioso del siglo, superando el de 2001, cuando se recogieron 125 litros por metro cuadrado. Hasta el 25 de este mes ya se superaba el doble de la media de lluvia recogida… vale que no llevemos mucho de siglo, pero oye, ya es bastante haberlo aguantado, ¿no? En Andalucía ha caído entre cuatro y cinco veces más de lo normal, y en Madrid, siendo lo habitual una media de unos 40 litros, han llovido 75l.

Es por ello que en nuestra sección, como somos muy de cañitas al sol, paseillos por la tarde, atardeceres en la playa, y amaneceres también ¡nos ha dado la vena romántica con la llegada de la primavera trompetera! He aquí, la “Oda al Sol“:

 
No me sorprende que los antiguos sabios
vieran en ti el origen y el final, el futuro y el pasado,
tanto del mundo como de los hombres.

No me sorprende que los enamorados, 
al verte desaparecer, se cojan de la mano.
Que los amigos se abracen 
y los que todavía no se conocen 
se sonrían mutuamente.  
Que el deprimido no contenga un manantial de emoción
y que, todos a una,
nos estremezcamos. 

Si un Dios o un Demonio existen,
viven en ti.
Si he de creer en algo, que ese algo seas tú,
que das la vida con tu luz
y la arrebatas con tu furia de fuego.

Porque las personas nos reconfortan con su calor,
pero cuando la acera está vacía
eres tú el que lo haces con tus rayos acariciantes.

Porque cada día, cuando marchas,
el cielo, las nubes, el mar y la tierra
te despiden con una fiesta espectacular:
rosas, morados, ocres, naranjas, amarillos, rojos.

Son solo unas horas de oscuridad,
malicia, diversión, locura,
travesuras y jolgorio después
cuando vuelven todos ellos a saludarte de la misma manera.
A veces más bella incluso, otra más deslucida,
pero nunca desapercibida.

Porque sin ti no se es.
Cálido, vital, luminoso, ardiente, seco y cercano.
Me llenas de alegría el corazón

A.E.F.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s