MARS ONE

MarsOne2025Un ingeniero holandés, Bas Lansdorp, decidió crear un proyecto bastante original, Mars One. Consistirá en enviar personas a Marte en el año 2022 para que convivan y formen una colonia. Como podréis imaginar la tecnología de la que precisa un proyecto de estas características es carísima. La forma de financiación en muy simple: convertir a sus participantes en estrellas mediáticas. Grabar tanto los cástines para enviar a los protagonistas a Marte, como su estancia en el planeta rojo. Un Gran Hermano a nivel global que causaría un impacto mediático sin precedentes.

Actualmente ya es posible inscribirse en el proyecto para formar parte de los aspirantes al vuelo con destino Marte. Aquí os dejamos el link por si os interesa. Y este es el vídeo en el cual la empresa explica su proyecto.

¿Es realmente posible?

Bas Lansdorp y su equipo se dieron cuenta de que lo más caro de realizar un viaje de estas características era la vuelta de los astronautas. ¿Solución? Los participantes de la expedición Mars One nunca podrán volver a la Tierra. Con esto se ahorran un gran coste, y también un montón de explicaciones sobre la viabilidad del proyecto en la parte técnica.

Algunos de los argumentos que destacan en su página web parecen bastante razonables. Como fuente de energía se utilizarán paneles solares. Siempre se habla de reactores nucleares como fuente de alimentación en otros planetas, pero esto supone un alto coste y grandes complicaciones técnicas. La energía solar facilita las cosas. A su vez añaden que se enviarán vehículos de exploración capaces de construir estructuras básicas antes de la llegada de los humanos, ahorrando tiempo y costes. Además en la página web también aseguran que no se necesita desarrollar tecnología nueva, si no que todo el plan gira en torno a la ya existente.

Nosotros como no-científicos no podemos saber si la tecnología actual es suficiente para realizar este proyecto, pero lo que sí es cierto es que varias compañías de material aeroespacial han estudiado el proyecto y le han dado su visto bueno. Empresas de estas características de todo el mundo aportarán sus conocimientos técnicos al Gran Hermano Marciano.

El plan se irá desarrollando por etapas.

2014: Lanzamiento de un satélite de comunicaciones que orbitará en Marte.

2016: Se enviarán 2500 Kg de suministros (comida y agua).

2018: Vehículo de exploración para encontrar una zona apropiada. Será algo parecido al ya existente robot Curiosity.

2020: Se enviarán unos módulos (estructuras cilíndricas), dos de ellos habitables, dos serán cápsulas de soporte vital (recicladores de agua, como la evaporada al respirar o al transpirar, de la orina, y de oxígeno), y otros dos serán unidades de suministros.

2022: Se lanzará un cohete con los primeros colonos. Se calcula que serán cuatro, y llegarán a la superficie marciana en el 2023 tras 7 meses de viaje.

2025: Segundo grupo de colonos. Seguirán enviando participantes hasta 2033, hasta que la colonia tenga 20 habitantes.

¿Todo es una gran mentira para ganar dinero?

Imaginemos que a nivel técnico es posible. (En este vídeo podemos ver algunas de las complicaciones técnicas, por si os interesa) Pero planteamos varias cuestiones, ¿qué pasa si se produce algún problema técnico? ¿Qué pasa si los concursantes contraen alguna enfermedad? ¿Qué pasa si se rompen los tanques de oxígeno? Sea cual sea el problema se tardaría un año en darle solución.

Además, es cierto que en un primer momento sería un negocio híper rentable. Ya hemos visto como el programa Gran Hermano ha tenido un éxito rotundo en sus versiones por todo el mundo. No podemos imaginar cuán beneficioso sería un proyecto que mezcle los hechos de la película El show de Truman con Gran Hermano, y que, para más inri, sea retransmitido a nivel global.

El problema vendría después de varios años. La colonia en Marte dependería absolutamente de la Tierra, hasta para respirar oxígeno. El precio de enviar una nave espacial con suministros es altísimo. Otro pregunta sin responder es ¿qué ocurriría si las empresas patrocinadoras quiebran? Esas personas morirían sin más remedio, nadie querría encargase de mantener a 20 personas cuando el impacto mediático se haya reducido.

Actualmente, si visitamos la página web del proyecto podremos comprobar que ya hay a la venta merchandisinge y se pueden realizar donaciones privadas. Posiblemente todo este tinglado se ha formado para ganar dinero en el proceso.

Para inscribirse en el proyecto y ser uno de los participantes hay que pagar $26. Ya se han realizado 45.000 solicitudes. Esto da como resultado 1.170 millones de dólares. ¿No es un buen motivo para inventarse todo esto?

Pero no van a acabar con un negocio tan beneficioso a la primera de cambio. Cuando empiecen a retrasmitir los cástines, la preparación de los candidatos, etc., será cuando Mars One ganará millones y millones.

Aún quedan muchos años para vaticinar qué es lo que ocurrirá. Desde Indiscretos vigilaremos de cerca el proyecto para informaros sobre cualquier noticia que despeje un poco la incógnita. ¿Negocio o realidad?

¿Vosotros qué pensáis? ¡Dejad vuestras opiniones en la parte de comentarios!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s