El sentimiento 15-M sigue vivo

Juan Haro    @HaroJuan

Se cumplen dos años del nacimiento del movimiento 15-M. Dos años de la indignación popular en forma de protestas, asambleas, iniciativas sociales y sobre todo, lucha. Abandonaremos el discurso pomposo sobre los valores y méritos que atesora el movimiento para estudiar su asentimiento y su futuro en la sociedad española.

Fuente: Juan Haro

Fuente: Juan Haro

Tras su joven recorrido en la dilatada amalgama de plataformas y movimientos sociales activos en España, el 15-M es tildado por los grandes medios de comunicación como un movimiento inestable y con escaso impacto en la política nacional. Esta reflexión se apoya en la dispersión de las asambleas a los barrios que afronta en movimiento y que elude la imagen multitudinaria de la plaza de Sol abarrotada de indignados. El 15-M desarrolla gran parte de su actividad reivindicativa a través de las posibilidades que ofrece Internet y las redes sociales y en las iniciativas con sede en los barrios. Quizás el movimiento haya perdido un poco de aquella pasión inicial crítica con el sistema político, ese primer auge que asombró a la misma clase política nacional e internacional y ese espacio físico que acogía la frustración y el descontento de miles y miles de ciudadanos marginados de las decisiones de sus políticos.

Sin embargo, el 15-M sigue caminando, sigue aportando y sigue luchando. Prueba de ello es la participación activa del movimiento en las protestas e iniciativas como los paros generales convocados el 29-M o la huelga del 14-N. También está incluido en la coordinación de las polémicas acciones de protesta entorno al Congreso. Sus apoyos a todos los amparos sociales que han recibido la educación, la sanidad o la vivienda son muestras de la viveza con la que trabajan en el seno del 15-M.  La ocupación de edificios abandonados en favor de la prestación de un lugar para la reunión y asociación de la ciudadanía indignada sigue siendo primordial en su agenda de actividades. De la Asamblea Popular de Madrid del 15-M nace la Red por la Dignidad de los Barrios y Pueblos de Madrid, un espacio en el que fluctúan la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid y otros movimientos como Juventud Sin Futuro, la PAH o Democracia Real Ya.

Fuente: Juan Haro

Fuente: Juan Haro

A pesar de que la iluminada socialista, Beatriz Talegón, opine que es un movimiento de derechas, el 15-M sigue teniendo presencia en la lucha social y política de izquierdas. Su mayor virtud, son los recursos humanos que posee. El día de su aniversario miles de personas han salido a la calle para arroparlo y demostrar que la acción combativa prosigue su camino. Si bien es cierto que no tiene el mismo carácter global que en 2011, el movimiento busca ahora la unión local, el apoyo recíproco entre los vecinos de los barrios, la ayuda entre unos y otros distritos de las ciudades españoles y sobre todo de la capital. Aunar esfuerzos desde lo local, para progresar en los puntos comunes con otros movimientos. Es la lucha encubierta, menos visible que las multitudinarias manifestaciones, pero más efectiva. El aniversario del 15-M y el altísimo número de manifestaciones que se registran todas las semanas deja abierta una perspectiva alternativa a las marchas reivindicativas.

El ciudadano debe entender que es momento de adoptar nuevas formas de desestabilización del sistema. Las manifestaciones son necesarias, causan impacto y desgastan al sistema, pero hay que ampliar fronteras y recursos. Por ejemplo, si el consumo baja, el sistema se resiente, le hace daño. El descenso del consumo a todos los niveles, el ciberactivismo, el autocultivo, el escrache o el acoso público a los políticos son algunos de los métodos que el indignado debe seguir practicando y desarrollando. El 15-M tiene mucho que decir sobre estas otras vías de protesta. El 15-M no camina solo, es futuro y presente, y no parece tener la mínima intención de abandonar su puesto a bordo de la indignación justificada.

Advertisements

One response to “El sentimiento 15-M sigue vivo

  1. Pingback: Articles | Juan Haro Simarro·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s