De todo hay en la Viña…de Albacete

Y de todo nos hemos encontrado: música, alcohol, basura,buen tiempo, tiendas voladoras, luces, conciertazos, velocidades, soundsystems, gente maja, gente borracha, gente esperando en interminables colas, gente disfrutando mucho ruido sobre todo, y pocas luces si señor… pero por supuesto, Indiscretos por doquier.

Casi la redacción al completo envió una avanzadilla a este festival de música nacional y de gente nada racional (en el buen sentido) que se celebró en Villarobledo, Albacete. Desde que el 1 de mayo se daba la fiesta de bienvenida y hasta el 5 de este mes, cuando el camping acondicionado y las grandes planicies que los casi 75.000 asistentes totales (61.000 con entrada, cifra récord, y los demás que vinieran sin ella) abandonaran llenas de desperdicios, aparejos olvidados y restos abandonados; nosotros formábamos parte de esa fauna humana que pueblan los festivales y que durante unos pocos días se olvidan de la vida que sufren, cargan, y… disfrutan.

El Viñarock ofrecía su decimoctava edición con un cartel tan ecléctico como al que nos tienen acostumbrados. En otro artículo sobre festivales ya se habló sobre la historia de éste y algunos otros eventos de estas magnitudes; y con esto, en la edición  de este año se mezclaron en los cuatro escenarios, y haciendo un repaso muy por encima de los artistas que nos deleitaron con sus dulces voces…: El rock y punk de grupos como Lendakaris Muertos, Berri Txarrak, Boikot, Obrint Pas, Gigatron o Soziedad Alkoholika,con los que saltamos, gritamos y proferimos RRRRRRRRRRRRRRRAABIA; el hip hop de Delahoja, Toteking y Shotta, Rapsusklei y otros que juntaron a los más niggas de todos los rincones de España, pasando por el reggae de Morodo, Fyahbwoy o la “Spanish Reggae Showcase” con Alberto Gambino y Hermano L entre sus filas; y finalizando con  el mestizaje o parrandeo de bandas como Bongo Botrako, La Pegatina, La Raíz, Alamedadosoulna, Trashtucada, O’Funk’illo y estas músicas que van desde el ska a la rumba cargados de la alegría más sana.

Viña13 La Pegatina

Concierto de La Pegatina en el Viña, viernes noche.
Fuente: http://www.vina-rock.com/vinateka/fotos-vina-rock-2013/

Como se puede ver por el cartel y por el hecho de que no se publicó en esta sección la semana pasada, fue un fin de semana agitado. Sin embargo, y desgraciadamente para gentefácilmenteliable (como una servidora) SIEMPRE, en un evento de estas magnitudes sociales y estas características logísticas, una se pierde conciertos que de primeras habría gustado presenciar. Aun así, los 35€ que costaron estas “vacaciones pagadas” que aparte del obvio plus que supone toda esa música de calidad en directo, incluían un camping sin duchas, espacios verdes en los que miccionar cuando fuera necesario, solazo, gritos, risas, música y ruidos constantes (que nunca supusieron un problema durante las “larguísimas” horas de sueño), los invertimos rebien.

La caterva de personajes que por Villarrobledo se paseaban esos días, pero más en concreto a mediodía, durante la primera parada de la “ducha del gato en el primer bar que encontremos”, habrían sido perfectos sujetos para un estudio sociológico profundo. No obstante, los walking dead que se comían la vida reventándose los tímpanos junto a los monstruosos buffles que los colectivos organizadores instalaron cerca del recinto de conciertos y que, como si de un auténtico festival legal también se tratara, tenía sus zonas diferenciadas (jungle, trance, drum and bass, hardtechno…) era un auténtico caldo de cultivo para miradas indiscretas, estudios antropológicos, conversaciones llenas de profundidad y lógica, y otras actividades muy relativas al nombre de esta sección. Era durante los momentos posteriores a la finalización de los conciertos  cuando la completa asimilación y disfrute del festival se hacía un todo, y es por ello que desde esta sección invocamos a las energías de todos los asistentes a este tipo de eventos para que aguanten hasta que los conciertos terminen y se acerquen a lo que común y mundialmente se conoce como rave… Awww sí.

Y después, la famosa ducha del gato, a desayunar esas delicatessens traídas del Mercadona o Carrefour más cercano entre la algarabía y alegría del campamento, y a echarse una siesta bajo el sol albaceteño, ése que a los lechosos madrileños nos ha vuelto demonios rojos o serpientes mudando, y que en las dos anteriores ediciones del festival brilló (paradójicamente) por su ausencia, haciendo del Viñarock 11 y 12 los Viñabarrock más salvajes.

Suerte que asistimos a uno ruidoso y soleado, como los recuerdos que quedan, guardados en esa cajita dorada en el rincón de la memoria. Hasta que aguanten, seguimos nuestro camino hacia delante con el corazón arriba y la voz en su sitio después de afonías, cantos, voces y carcajadas. Porque la vida es un festival más, sed felices.

68563_566683900043580_1095447046_n

Tumblr.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s