Sobre la gestión del producto y la situación económica de la ACB

La Asociación de Clubs de Baloncesto, esto es, la ACB, vive sus horas más bajas. Audiencias que languidecen –los dos encuentros de Cuartos de Final que se vieron por Televisión española no pasaron de 429.000 el primero y 300.000 el segudo-, equipos que no pueden pagar a sus jugadores y se encuentran al borde de la desaparición –dos de ellos, Estudiantes y Joventut, son los clubes más prolíficos en materia de cantera-, clubes que no descienden porque los que han conseguido el ascenso no pueden pagar las elitistas tasas que marca la ACB, etc.

Este rápido esbozo es el mapa de la ACB ahora mismo que, como ya se ha dicho, vive sus años más malos. Se da una paradoja curiosa, y es que el baloncesto, como deporte, está en su mejor momento desde los años en que coincidieron ‘Magic’ Johnson, Larry Bird, y Michael Jordan. La NBA ha juntado a un elenco de estrellas –LeBron James, Kobe Bryant y Kevin Durant entre ellos- que poco tiene que envidiar a esos maravillosos 80. La competición de selecciones nunca ha estado tan competida, con países que por fin son alternativas reales a la dictadura que impone Estados Unidos cuando juega con sus mejores jugadores.

Así, parece una contradicción que, con el halo de brillantez que rodea al baloncesto mundial, la ACB tenga audiencias tan minoritarias que son superadas incluso por deportes con menor seguimiento en España como el Fútbol Sala. Gran parte de la culpa de que esto sea así es de la propia liga, que no es capaz de gestionar y vender su producto y cuyas normativas son sumamente arcaicas.

No sabe vender el producto porque tiene cedidos los derechos a RTVE, la cual lleva años maltratando la liga a base de cortar retransmisiones para poner tenis o ‘Corazón Corazón’, de programar los encuentros en horarios imposibles, de no decir ni una palabra de los resultados en sus telediarios o de apenas anunciar los partidos. Pero sabiendo esto, ACB renovó el verano pasado el contrato con la cadena pública, condenando así la temporada a unas audiencias ínfimas, circunstancia que ni la vuelta de una estrella como Rudy Fernández o el juego más vistoso desarrollado durante todo el curso han podido levantar.

El problema entonces radica en que no se generan contenidos que puedan promover la fiebre del baloncesto, ni se le da la importancia necesaria al baloncesto en los informativos. Un buen ejemplo de gestión del producto es que hizo Telecinco con la Fórmula 1, volcándose con la figura de Fernando Alonso, y convirtiendo así un deporte apenas seguido en una cita ineludible cada dos domingos. Quizá cuando el dinero es de otros no importa perderlo, y por eso la cadena pública tiene una actitud cuanto menos laxa con este deporte.

Pero, aun así, quizá este sea el menor de los problemas para la competición. Con dos secciones que reciben dinero a espuertas del papá fútbol, las desigualdades con el resto de clubs cada vez son mayores, por lo que la liga se convierte al final en un flagrante duopolio que pierde todo el encanto.

Por si fuera poco, más de la mitad de los equipos no pueden ni afrontar los pagos a sus jugadores, y están en claro riesgo de desaparición. El panorama es por tanto bastante desalentador, con cualquier equipo que puede seguir la senda del Lucentum Alicante y desaparecer por problemas económicos.

Por último, los requisitos que se imponen a los equipos que suben desde la Adecco Oro son imposibles de cumplir: en total, deben desembolsar más de 4 millones de euros para poder ascender, lo que en la práctica ha hecho que sea una liga cerrada.

La ACB debe hacer un ejercicio de regeneración en verano, buscando alternativas a Televisión Española y sopesar el cambio de la normativa con el fin de buscar una estabilidad económica. Lo primero tiene solución. Lo segundo, llegan cinco años tarde. Esperemos que se tomen medidas antes de llevarse algún club por delante.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s