El drama de la Liga Asobal

Esta semana se ha confirmado la desaparición del Balonmano Atlético de Madrid, el antiguo Balonmano Ciudad Real, el que es el segundo equipo más potente de la Liga Asobal por detrás del Barcelona. Se trata del primer ‘gigante’ de los deportes de equipo masculinos que la crisis se lleva por delante, y a la luz de las cosas, no parece que sea el último.

El Balonmano Atlético de Madrid, desaparecido por primera vez en 1992, se había hecho cargo de la estructural del Ciudad Real, club puntero en Europa que con la crisis no podía seguir afrontando los gastos de un equipo así. Especulación en toda regla hasta que se acaba el dinero y todos huyen. La historia de la ‘democracia’ española. Toma el dinero y corre, que diría Woody Allen.

Esta llegada de un club de fútbol al balonmano se interpretó como la posibilidad de relanzar el balonmano español fuera de la selección y conseguir mejores audiencias, patrocinadores y público. Sin embargo, esa costumbre tan española de sólo ver otro deporte que no sea el fútbol cuando juega la respectiva selección no permitió que el balonmano volviese a estar en el lugar que se merece o, por lo menos, en el que se merecen sus deportistas.

A pesar de ciertos partidos en los que sí se generó cierta expectación, como alguno en Vistalegre entre los dos equipos ‘futboleros’ ante casi 15.000 espectadores, ni las audiencias subieron, ni llegaron grandes patrocinadores ni los espacios en los medios de comunicación aumentaron.

En esto tiene bastante que ver el calendario de la Liga Asobal. Éste, se caracteriza por una priorización de los partidos de las competiciones europeas sobre el campeonato nacional. De esta manera, la Asobal cambia sus días de partido (de sábado a martes, miércoles…) según los equipos poderosos tengan compromisos en las diferentes competiciones continentales. Así, es muy difícil fidelizar a la audiencia, si no hay un horario fijo todos los fines de semana.

Pero, no nos engañemos, éste no es el único motivo por el que la Asobal sigue teniendo un papel residual en el deporte español. El problema es mucho mayor, ya que hace falta una educación en materia deportiva a varios niveles diferentes de la sociedad.

El primero de ellos podría ser mediáticamente, puesto que ni radios ni televisiones ni periódicos dedican suficiente espacio y tiempo a otra cosa que no sea fútbol, tenis y motor. Si se proponen espacios atractivos, si se promueve el deporte no sólo cuando visten la camiseta de la selección, entonces habrá más posibilidades de atracción de la audiencia.

A nivel federativo, no se trata solamente de potenciar la primera división o la selección. Se deben encontrar fórmulas que puedan compensar a los equipos más pequeños para hacer proyectos viables. Cada vez más jóvenes dejan el deporte profesional por los estudios por falta de dinero en categorías menores.

El propio espectador debe hacer una reflexión sobre lo que quiere ver. En España gusta mucho eso de presumir cada cuatros años en las citas olímpicas, mundiales o continentales. Pero, para poder presumir de ello, se necesita una formación, y una buena formación necesita apoyos institucionales y económicos, pero también populares. Si queremos congratularnos en Madrid 2020, demos visión a deportes más minoritarios. Mucho se habla de que los franceses nos tienen envidia deportivamente, pero cuando llega la hora de contar las medallas, nos ganan por goleada.

Por último, las instituciones deben dar un paso atrás en la política deportiva. No puede ser que se quiera hacer cumplir una normativa que ha quedado anticuada y anquilosada por los problemas económicos que cada día ahogan a más deportistas y equipos.

El millón de euros que ha causado la disolución del Balonmano Atlético de Madrid se queda en el mero anecdotario cuando un sistema no funciona, cuando desde todos los aspectos de la comunidad deportiva no se cuida al deporte en general y sólo a unos pocos elegidos. Podemos quedarnos por la deuda, o buscar las causas de esta desaparición, de la del Ros Casares de baloncesto femenino, o de equipos de 2º B de fútbol masculino, y de la larga lista de los que están por venir.

Fuente: Getty.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s