“No más diosas por favor, traigan a las putas”

12278.ll-abused-goddesses

Esta frase ha sido una de las críticas más feroces hacia la campaña “Abused Godness” de Save Our Children en India para prevenir el maltrato femenino. La campaña se trataba de mostrar a las diosas indias que tanto hombres y mujeres veneran como mujeres maltratadas con golpes y heridas en la cara. En el pie de la foto aparecían estas palabras “pray that we never see this day. Today more than 68% of women in India are victims of domestic violence. Tomorrow it seems like no woman shall be spared. Not even the ones we pray too”.

Si tomamos la campaña en términos absolutos se desprende que la razón para que las mujeres no sean maltratadas es que son diosas mientras que a tu mujer, a la vecina, a la que mendiga en la esquina de tu calle sí se merece ser maltratada. En este sentido India es un país paradójico. La violencia contra la mujer está aceptada y legitimada pero mientras en sus altares rezan y honran a bellas mujeres con varios brazos que representan valores. Una de ellas es Lashkmi, la diosa de la abundancia que aparece con un corte en la nariz y el labio morado en su típica imagen con flores en las manos. También aparece Durga, la diosa de la fuerza con un ojo morado pero con sus signos icónicos del león, el tridente y la espada.

lakshmi-for-frontLa campaña puede resultar ingeniosa y no culpo a aquellos que no ven la polémica ni la crítica en un país en el que este tipo de campañas no suelen ocupar muchas marquesinas. Pero lo cierto es que supeditar el maltrato al estamento social de la mujer no es algo que pueda ayudar mucho a su erradicación. Hacer terrenal a la diosa con el maltrato o a la mujer diosa para no ser maltratada abre una brecha aún mayor entre la veneración a las diosas y sometimiento de la mujer al hombre, traducido en maltrato y vejaciones.

La revista Open The Magazine es uno de los medios que más duros han sido con esta campaña. En su artículo la acusa de despojar a la mujer de su individualidad, poder y sexualidad. ¿Y es que acaso no puede tener el mismo derecho una mujer que una diosa a no ser maltratada? ¿Acaso una puta no puede ser respetada? De ahí, la frase que encabeza este artículo: “No más diosas, traigan a las putas” o a las proletarias de la feminidad, que diría Virginie Despentes.

Para que os hagáis una idea una mujer es maltratada en la India porque la dote prometida no es suficiente, porque no han tenido un hijo varón o simplemente por desamor, problemas que suponemos que no tiene un diosa con superpoderes. Así pues, habrá que seguir puliendo la forma de parar la lacra social de la violencia de género contra las mujeres indias.

Pd: Os doy la bienvenida a este nuevo espacio en el que se hablará de actualidad desde un punto de vista de género que os abrirá el pensamiento a temas que no suelen habitar en las portadas de los periódicos. Espero que os guste y si no, que al menos os haga pensar y debatir.

Advertisements

3 responses to ““No más diosas por favor, traigan a las putas”

  1. Hola!
    Muy acertada la sección. Indiapensable en un medio como este que denuncia situaciones que otros medios no se atreven a contar.
    Contareis conmigo tambien por aquí. Me gustaría puntualizar que la violencia de gènero no està legitimada en India. Es una realidad, de ahí la campaña, pero no es legítima. Las principales religiones son el budismo y el hinduismos cuyos principios entre otros estàn basados en la no violencia de ningún tipo.
    En diferenres viajes por Asia he descubierto que muchos de mis prejuicios frente a la situación de la mujer en otros países, en algunos casos eran infundados por la información que recibimoe sobre estos países desde los medios, especialmente del mundo àrabe y el mundo indio. Os invito a leer el artículo de esta feminista àrabe que habla de como ve ella la talla 38 de occidente.
    http://orbitadiversa.wordpress.com/2013/10/02/la-talla-38-vista-por-una-mujer-arabe/

    Me encanta este nuevo espacio de debate!

    • Hola Lucía! Gracias por comentar!
      Con respecto a adjetivo “legitimada” me refería a que está aceptada y no se ve cómo algo extraño, conviven con ella día a día. Lo decía en ese sentido, pero si que es cierto que suena a jurídico.
      Espero que comentes más y hacer de este un buen espacio de debate.
      (Por cierto, tengo pendiente leerme “El harén de Occidente” de la autora que dices).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s