“Para todos los Públicos”, ¿Evolución o muerte del “Rock Transgresivo”?

Escrito por Ignacio Casado Chozas

Illustrado por  Alba Sáez Romera

La formación liderada por Roberto Iniesta nos presenta su nuevo trabajo: “Para todos los públicos”. Se trata del undécimo disco de la banda de Plasencia en más de sus 26 años de carrera. No hay duda de que se trata de uno de los grupos de rock que tiene más seguidores en España. Esto es posible porque Extremoduro lleva en el panorama musical desde 1987, algo nada fácil en la industria musical.

Pero analicemos el origen de este disco. En abril de 2012 nos enteramos que Roberto Iniesta “estaba grabando tomas”. La exclusiva no la publicó ningún gran medio musical como puede ser la Rolling Stone o Radio 3, sino que todo fue obra de los compañeros de Almansa Uno Radio. Esto fue un hito del periodismo musical,  ya que esta humilde emisora  del municipio albaceteño tuvo el mérito de entrevistar a Iñaki “Uoho” Antón, el guitarra solista de Extremoduro. Fue Iñaki quién confirmó que estaban preparando nuevas canciones, también adelantó que ese mismo año harían una gira llamada “Robando perchas del hotel”, título extraído de una columna de Juan José Millás.

r_650_367_650robeestudioExtremoduro publicó su último trabajo “Material Defectuoso” en 2011. Únicamente han tenido que esperar dos años sus seguidores para poder disfrutar de un nuevo disco. Este es el motivo de la expectación que ha vuelto a levantar el grupo, acostumbrado a esperar muchos años para publicar un nuevo álbum. La banda extremeña se encuentra  inmersa en una época de ruptura con su identidad, alejada de aquel “Rock Transgresivo” que fue su sello identificativo y carta de presentación en sus inicios. Esta nueva etapa demuestra que en el año 2008 surgió un nuevo “Robe” con la publicación de “La Ley Innata”, una especie de  ópera-rock muy innovadora y estructurada en movimientos. Este trabajo fue bastante novedoso, ya que apostaba por otro estilo y no supuso una continuación de su disco antecesor, “Yo, minoría absoluta” (2002), pero no por ello falto de calidad. Tras la “Ley Innata”, vino “Material Defectuoso”. Este álbum formó parte de una ficticia cara B de “La Ley Innata”. Ambos proyectos musicales se elaboraron en 2008, pero “Material Defectuoso” vio la luz en 2011, y siendo sinceros, el título del disco muestra explícitamente lo que fue ese trabajo.

Si analizamos la carrera musical de Extremoduro desde 2008, se puede ver a un Robe  más maduro, intimista, meticuloso y exigente. Un artista en constante evolución. Que apuesta por nuevos ritmos y formas, siempre abierto a influencias y nuevos estilos, cosa que ocurre en este último disco, en el cual  se ve un claro toque de aquel fabuloso rock de los años 60 y 70, algo impensable en sus primeros discos. Robe se está encontrando como artista, se está conociendo y está en esa época de hacer “lo que le sale de los cojones” (como él diría). Ha dejado atrás ese amor sucio y perro que pregonaba a los cuatro vientos, la sórdida delincuencia, el mundo rural y la decadencia de su Plasencia natal. Robe ya no necesita “droga y amor”, ahora se encuentra en la búsqueda de ese amor utópico y metafórico que uno siempre añora, en su vida  ya no tienen cabida esos revolcones anfetamínicos. El perfeccionismo y la reflexión han entrado a escena, atrás ha quedado esa naturalidad y espontaneidad algo vulgar, esas guitarras chirriantes, esos discos que sonaban a hojalata y esa anarquía que contradictoriamente controlaba su vida. Hasta el vestuario utilizado en sus bolos está sumamente cuidado, ya no hay rastro de esa faldiquera castúa que llevaba a pecho descubierto. Ahora Extremoduro es símbolo de armonía, de horas de trabajo, todo funciona en el momento preciso y el sonido es excelente, tiene muchas similitudes al funcionamiento frío y ordenado de un orfeón de música clásica, donde Robe es el director que lleva el engranaje del grupo con preocupante sensatez.

llustración de Alba Sáez Romera

llustración de Alba Sáez Romera – La metamorfosis del “rock transgresivo”

“Para todos los públicos” se estructura en dos bloques separados por “Manué IV”. La división no está hecha al azar, sino que el disco queda estructurado en dos grupos  organizados en función de la temática y emotividad de las formas. Una primera parte, canciones 1 a 4, que rebosa emotividad, sentimiento, intensidad y poesía en cada una de las palabras. En cambio, la segunda parte (canciones 6 a 9) es la más heterogénea musicalmente hablando, pero sin falta de emotividad, eso hace que sea la más lúdica para los oídos. “Para todos los públicos” guarda en su interior dos muestras musicales totalmente distintas y complementarias. Es el álbum de Extremoduro más rico musicalmente, ya que en él se puede encontrar flamenco, ritmos latinos, blues, funky y rock & roll. También tiene cierta representación el “Rock Transgresivo” en temas como: “Mi Voluntad” y “¡¡ Qué borde era mi valle!!”. Se trata de un disco cíclico que abre y cierra con dos temas muy similares que son claros herederos de “La Ley Innata”.

 1.    “Locura Transitoria” es la primera “pieza” del disco, ya que este primer tema tiene fuertes influencias de la música clásica. “Locura Transitoria” es un viaje por una enajenación de algo más de ocho minutos, en el que se pueden apreciar tres ambientes musicales. Comienza con una obertura bastante sentida y relajada, donde interviene el violín de Ara Malikian en perfecta armonía con los diferentes punteos de las guitarras. Sin duda alguna el comienzo recuerda mucho a “Dulce Introducción al Caos”. En el epicentro surge un arrebato rockero con guitarreos que va ganando intensidad y fuerza poco a poco, para finalizar con sones latinos con el estribillo de “una y otra vez”. Contiene una letra muy trabajada con un texto repleto de referencias literarias (Bécquer, Miguel Hernández, Miguel de Cervantes…). Además, este tema es una muestra de la diversidad de registros vocales que posee Roberto Iniesta, desde ese grito enfadado, potente y rabioso  muy acorde al rock, hasta los susurros más melódicos. El mayor inconveniente de esta canción es su larga duración.

2.    “Entre Interiores” nos sorprende con un blues que adorna esta historia visceral, en el que choca  ver a Robe interpretando un tema desde la sabiduría y la madurez que le han dado los años. Es el tema que mejor refleja a ese Robe existencialista que ahonda en otras inquietudes, siempre preocupado con el paso del tiempo. Es una realidad, pero Robe se está haciendo mayor y hombre simultáneamente. Lo mejor de este tema es la virtuosa guitarra de Iñaki “Uoho” con sus cambios de ritmo y variedad de solos, simplemente espléndido.

3.    ¡¡Qué borde era mi valle¡¡ guarda el sabor añejo de Extremoduro, ya que durante toda la canción se puede percibir una voz cruda y potente, guitarreos contundentes y bastante virulencia con la batería. Las estrofas son cortas, proyectando así una letra más directa y cañera gracias a la fuerza musical. Robe le hace un guiño a su Extremadura y  a su pasado ratero: “Vamos a robar cerezas/ de las del Valle del Jerte”. Una de las mejores canciones junto a “Mi Voluntad”, al ser las más brutas en cuanto a sonido, idóneas para contentar a los más puristas de Extremoduro.

Fuente: Extremoduro

Fuente: Extremoduro

4.    Robe nos demuestra su devoción por el flamenco en “Poema Sobrecogido”. Se trata de un tipo pasional que por sus venas corre sangre gitana, es alguien muy “sentío”. Anteriormente ya había tocado este registro musical con “Me estoy quitando” y “Coda flamenca”. En esta ocasión vuelve a emprender un viaje por la locura y la razón. Es sin duda el tema más interior y reflexivo ornamentado con ese “quejío” que tanto le apasiona a Robe.

5. “Manué IV” No se trata de ninguna canción, sino  de un diálogo típico entre dos personajes clásicos de los discos de Extremoduro, Robe y Manué. Previamente esta serie de diálogos había aparecido en “Me estoy quitando”, “Villancido del rey de Extremadura” y en “La vieja”. En esta ocasión, estos dos personajes callejeros cruzan unas palabras en medio de una siesta veraniega.

“Que pena que nadie nos fusile al alba”/ Puto revolucionario de los cojones… ya me has jodido la tarde. / Que te den por culo, que no entiendes nada.

 6. “Mama” es una creación donde afloran toques rockeros sobre una base bastante funky.  Musicalmente es de las mejores del disco, donde las guitarras, las percusiones y la batería cobran un papel fundamental. Cantera, el batería del grupo, da muestra de su poderío con las baquetas. Lo que gana musicalmente “Mama”, lo echa perder con el texto que contiene. Se trata de una letra simple y con un estribillo poco trabajado que dice: “Mama, ya he mamado”. Robe vuelve a la temática sexual pero de una forma simplista y poco elaborada, nada de la sutileza explícita de antaño.

 7. “Mi Voluntad” posee un ritmo desbordante, rápido y directo, donde la batería es el instrumento protagonista de la canción, bien secundado por una melodía guitarrera bastante pegadiza y frenética. La batería machacona se establece en una caja-bombo que recuerda a temas como “Extraterrestre” y “Enemigo”. Este tema no faltará en la próxima gira de la banda. Es la canción más cañera del disco en cuanto a forma y contenido.

8. “Pequeño rock & roll endémico” se trata de un blues melancólico y algo tristón. Posiblemente sea la canción más “popera” del disco en consonancia a “Material Defectuoso”, su trabajo previo. Musicalmente contiene cierta esencia de Platero y tú, sobre todo en el apartado de las guitarras, ya que Iñaki “Uoho” fue uno de sus componentes. El texto del tema trata el abandono, la añoranza, la morriña y sueños pasados, en definitivas, se hace referencia a algo que ya no tiene solución. Tiene hechuras para convertirse en un himno al estilo “Standby”, salvando los kilómetros de distancia entre ellas.

 9. “Para todos los públicos” cierra con la conocida “El camino de los utopías”. Se trata de una canción sobria, elegante e imponente, sin perder el toque lúdico que caracteriza la segunda parte del disco. Esta canción la pudimos oír por primera vez en abril de 2012, en un acto de la fundación el Pájaro Azul. También fue el tema inicial en los conciertos de la gira “Robando perchas del hotel”. Junto a “Locura Transitoria” son dos temas con aires de “La Ley Innata”.

¿Ha muerto el Rock Transgresivo?

Es lo que se pregunta mucha gente. La música nunca muere, eso está claro, al igual que la música y las personas evolucionan. Lo que demuestra es que el sonido Extremoduro ha cambiado por completo y no creo que vaya a volver a sus orígenes. Robe ha decidido dejar esas ataduras y etiquetas musicales que siempre le han marcado a la hora de crear. Esta nueva etapa te puede parecer muy de “baladitas”, “sonido popero” y letras dignas de fanáticas de los 40 Principales. Puedes pensar eso, sobre todo si temas como “Autorretrato”, “Emparedado”, “Extremaydura” o “Volando solo” no faltan en la banda sonora de tu vida. Pero sin duda alguna, estos últimos discos tendrán que analizarse más a largo plazo, todo cambio en la vida necesita un tiempo de reflexión y esta trilogía musical necesitará de mucho tiempo para valorarse  en su justa medida. Son los típicos trabajos musicales que suelen ser polémicos en su publicación, pero posteriormente ganan adeptos tras la muerte del artista creador, incluso superando en popularidad a los discos-iconos, como es el caso de Michael Jackson o The Beatles con algunos de sus álbumes.

Pero quién sabe, igual Extremoduro tiene un fin capicúa y termina con un espléndido renacimiento. Cualquier cosa podemos esperarnos del irreverente y autoproclamado “Rey de Extremadura”.  Mientras tanto, tendremos que adaptarnos al nuevo registro de Extremoduro y disfrutar de él en su mayor medida. Los fanáticos y puristas de la música suelen ser muy reaccionarios con los cambios musicales y las nuevas tendencias, tenemos un ejemplo claro Huecco/Sugarless o Fito y los Fitipaldis/Platero y tú. Creo que todo es cuestión de tiempo. Al igual que los artistas cambian, ¿por qué los aficionados a la música no debemos conquistar otros terrenos musicales?

Advertisements

One response to ““Para todos los Públicos”, ¿Evolución o muerte del “Rock Transgresivo”?

  1. Pingback: Extremoduro. El rock de ayer, hoy y siempre | Musica Zero·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s