En clave de signos

Por Nacho Casado Chozas

La lengua de signos volvió a ser noticia y no precisamente por su labor social. El funeral de Nelson Mandela, que tuvo lugar en diciembre, estuvo marcado por la actuación de Thamsanqa Tantjie, el intérprete elegido para cubrir este importante acto. El resultado es de sobra conocido. El traductor sudafricano ejecutó erróneamente la mayoría de los signos durante todo el sepelio. El protagonista de esta lamentable actuación lo achacó “a un ataque esquizofrénico”, sea cierto o no, este hecho demostró la falta de regulación y normalización existente en la lengua de signos. Pero esta ausencia de profesionalidad y de rigor no es exclusivo de países como Sudáfrica, sino que es una lacra que se extiende por todo el mundo, incluyendo las grandes potencias occidentales. Este fraude ha puesto en evidencia la situación de la lengua de signos. Los medios han empezado a darle cobertura tras las denuncias sobre las irregularidades existentes, ya que siempre ha sido un tema silenciado e informativamente poco atractivo. Esta situación ha provocado que este mundo profesional esté impregnado de rumorología y desconocimiento.

La sordera: una discapacidad invisible

En España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), hay algo más de un millón de personas sordas, lo que supone el 3% de la población total. El colectivo de sordos supone un tercio de los españoles que poseen alguna discapacidad. A pesar de contar con una importante presencia, se trata de un conjunto invisible para la sociedad y las instituciones oficiales.Hay dos organismos que luchan por defender sus derechos,se trata de la CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) que representa la corriente que identifica a este colectivo como una comunidad lingüística que utiliza la lengua de signos como lengua propia, además de fomentar la inclusión, el bilingüismo y el respeto a la diversidad. Por otro lado, la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) representa la idea integrar a la persona sorda en la sociedad oyente, con el objetivo de mejorar y normalizar la vida de alguien que tenga un déficit auditivo. A pesar de contar con estas dos confederaciones, los sordos se encuentran en desventaja frente a otros discapacitados, como es el caso de las personas ciegas.Las personas con discapacidad visual están amparadas por la ONCE. Esta organización goza de una gran capacidad económica, proveniente de la venta del cupón, que no es comparable a otras discapacidades. Además, esta organización junto a su fundación son dos entidades impulsoras del CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad), lo que supone una gran influencia dentro de este organismo. Es un fiel reflejo de la mayor fuerza y atención de las personas ciegas en las políticas sociales y de bienestar.

El pronto aprendizaje de la lengua es signos es fundamental en todo discapacitado auditivo. Foto:Metrotravel

Debido al desconocimiento reinante en torno a la persona sorda, hay multitud de falsas informaciones sobre ellas.Una creencia popular muy arraigada es pensar que estas personas son mudas, denominándolas de forma habitual como sordomudas. Se trata de un término despectivo e incorrecto que resulta molesto. Tradicionalmente siempre se ha pensado que una persona sorda era incapaz de comunicarse con los demás. Evidentemente la cosa no es así, ya que pueden comunicarse a través de la lengua de signos ,la lengua oral (en su modalidad escrita y hablada en función de las habilidades de la persona) o un modelo mixto de las dos lenguas citadas anteriormente. En España, un 90% de los sordos se comunican mediante la lengua oral, mientras que un 10% utiliza exclusivamente la lengua de signos.

El gran problema de las personas con discapacidad auditiva es la comunicación y el acceso a la información, siendo el ámbito de la educación donde encuentran más barreras. En la mayoría de centros educativos, existen rampas adaptadas para sillas de ruedas y tecnologías que fomentan el aprendizaje de las personas ciegas, como es el caso del sistema braille. Pero por el contrario, la persona sorda no tiene cubiertas sus necesidades. Apenas hay intérpretes de lengua de signos en los colegios e institutos, a pesar de estar estipulado por ley. La inversión educativa para este colectivo es mínima, así que, la única solución son los centros adaptados, muchos de ellos privados con un elevado coste para los progenitores. Este problema tiene especial incidencia en la universidad, cuando la persona sorda se encuentra excluida al no existir una presencia mínima de intérpretes en las facultades.Esta situación se está agravando con la crisis económica, cuando la partida presupuestaria destinada a becas, ayudas y a contratar intérpretes ha sido rebajada a niveles alarmantes.

El intérprete y la Lengua de Signos

Alumnas de la fundación de la CNSE. Foto: Bárbara Campos Rubio

Hay un gran desconocimiento en torno a todo lo que rodea al intérprete . No existe una lengua de signos con carácter universal, cada país, lengua y región tiene una propia. La Lengua de Signos Española (LSE) no es idéntica en su totalidad a la de Argentina o Perú, a pesar de compartir el castellano como lengua oficial. La figura del intérprete siempre ha sido objeto de afirmaciones aberrantes, mucha gente piensa que es un título ofertado por CCC o el INEM. Es sin duda una profesión menospreciada por la sociedad y las instituciones. Para ser intérprete oficial es necesario estudiar el ciclo de grado superior de Intérprete de Lengua de Signos y Guía-intérprete para Personas Sordociegas. Se caracteriza por ser una formación dividida en dos cursos de duración, estudios que resultan cortos y escasos si los comparamos con el resto de Europa, que suelen ser de 4 años. En España se ha especulado con establecer estos estudios como grado universitario, pero es algo muy complicado , ya que para poder enseñar la lengua de signos es necesario un número reducido de personas por clase, al tratarse de una enseñanza muy visual. En el grado de Traducción e Interpretación de la Universitat Pompeu Fabra existe una especialización en la Lengua de Signos Catalana (LSC). Además, se imparten postgrados propios en diferentes universidades españolas, por lo que la presencia de estos estudios en la universidad es muy limitada.

El mercado laboral es muy complicado, ya que sus salidas profesionales son muy concretas y reducidas. Únicamente pueden desempeñar su trabajo en servicios con personas sordas (gestiones bancarias,jurídicas y consultas médicas ), en el ámbito educativo, como guía-intérprete con personas sordociegas e interpretando el Sistema de Signos Internacional (SSI). Existe un grave problema con los intérpretes, son un grupo profesional muy necesitado y demandado, ya que hay muchos sordos, entidades e instituciones que necesitan de sus servicios, pero no hay nadie que los financie. Como consecuencia, el nivel de paro en esta profesión es muy elevado y los sordos han de pagarse estos servicios,únicamente tienen derecho a un intérprete en ámbitos sanitarios, jurídicos y educativos. El resultado es desalentador, una necesidad que es evidente y no es solventada por las instituciones, un colectivo que en su mayoría ejerce altruistamente y los discapacitados auditivos que no tienen cubiertas todas sus necesidades con ayudas estatales.

Intrusismo, fraude y precariedad

El ámbito de trabajo de los intérpretes es un sector donde no existe ningún tipo de instituto o colegio oficial, únicamente hay una federación que agrupa territorialmente a estos trabajadores (FILSE). Es un gremio que carece de excelentes medidas de control y regulación. La figura del intérprete no está nada valorada en lo económico, puesto que es una profesión mal pagada y donde unos privilegiados viven muy bien de ella, es el caso de los que ocupan un puesto en las administraciones y los medios de comunicación. La remuneración en España es escasa, cosa muy distinta ocurre en países europeos donde el sueldo medio oscila entre los 50 y 70 euros por hora. El intrusismo y la falta de rigor tiene una preocupante presencia en este trabajo, debido a la difícil verificación de la destreza y la capacidad del intérprete al no existir niveles oficiales. Hay muchos casos de intérpretes desempeñando su labor únicamente mediante un curso impartido por una asociación de sordos. También es cierto que ningún título te garantiza ser un buen profesional, la cuestión radica en la experiencia y el reconocimiento de los usuarios. El escándalo del funeral de Nelson Mandela ha causado un gran revuelo mediático, pero en España ha habido muchos casos fraudulentos, sobre todo en el medio audiovisual. El más conocido es el ocurrido en Canal Sur. En el canal público andaluz hubo quejas de los usuarios por la falta de adecuación del mensaje transmitido por los intérpretes, también hubo mucha problemática por un presunto delito de tráfico de influencias de la Junta de Andalucía al concederle un concurso a una organización de intérpretes.

(Neguan joan da ta de Zea Mays fue uno de los primeros videoclips en lengua de signos. La intérprete Ainhoa Moiua fue una de las impulsoras en adaptar la música a la comunidad sorda)

En la última década, las mejoras en materia de accesibilidad han sido muchas. España cuenta con una buena y rica legislación, pero falta aplicación y mayores sanciones por el incumplimiento de las mismas. Todo lo que rodea a las personas sordas es muy confuso. Es necesario una fuerte inversión estatal para no hacer de estas personas unas excluidas sociales, dotándoles del apoyo necesario para tener una vida adaptada a sus necesidades. El papel del intérprete cobraría vida con el apoyo de las instituciones, al tratarse de un trabajo de lo más desconocido e infravalorado. Es necesario una modificación y exigente regulación de su entramado legislativo,lo que provocaría una profesionalización de esta labor. Pero este trabajo de carácter voluntario” “altruista” y “mímico” a ojos de muchos, requiere de tiempo y esfuerzo para que se produzca una transformación. Para llevar a cabo una evolución es indispensable que las personas sordas tengan un trato igualitario, y que no haya personas discapacitadas de primera y de segunda. También es urgente un cambio de perspectiva de los estados neoliberales que tratan la discapacidad como un problema. Es evidente que este tipo de personas no reporta grandes beneficios para el Estado, sino que son pérdidas traducidas en gasto social. Por eso, es de lo más ingenuo pensar que en el gran mercado capitalista donde todo tiene un precio, la vida de un familiar enfermo o con discapacidad cotiza al mismo valor que el resto de la población. Son individuos que resultan poco útiles y caros para los gobiernos, este motivo demuestra que reducir las cifras macroeconómicos en favor de políticas humanistas es un pensamiento de lo más utópico. No se le puede pedir demasiado al actual sistema y su desigual juego de la balanza. Resulta poco esperanzador, pero hay que contentarse con que se haga cumplir la Ley 27/2007 del 23 de octubre “por la que se reconocen las leguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditivas y sordociegas”. La accesibilidad, en beneficio de todos, no es caridad o buena voluntad, sino un derecho de todos los ciudadanos.

Cuando el silencio está lleno de sonidos , mis manos son tus ojos y tus oídos.

Advertisements

3 responses to “En clave de signos

  1. Enhorabuena por el artículo. Una simple indicación, la fotografía de “alumnas interpretando” es incoherente, para que alguien esté interpretando debe haber 3 personas como mínimo (la persona que no sabe signar, el intérprete, y la persona sorda). Ánimo!

    • Hola Mónica, muchas gracias por la indicación.Ya hemos solventado la incoherencia. Nos alegra que te haya gustado, ya que creíamos que era necesario tratar este tema tan solapado en los medios. Un saludo

  2. Pingback: En clave de signos·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s