El Zeta y La Revuelta del Pueblo Cucaracha

Ayoze Álvarez

“Cualquier combinación de un mexicano de ciento catorce kilos con LSD-25 constituye una amenaza potencialmente mortífera para todo lo que se ponga a su alcance; pero cuando el susodicho mexicano es además un abogado chicano profundamente cabreado que no manifiesta el menor temor ante nada que camine con menos de tres piernas, y con la convicción suicida de facto de que va a morir a los treinta y tres años (como Jesucristo), sabes que te encuentras con un grave problema entre manos. Sobre todo si el muy bastardo ya hace seis meses que cumplió los treinta y tres, va hasta el culo de ácido Sandoz, luce una Magnum 357 cargada en el cinturón y en todo momento tiene a mano un guardaespaldas chicano que maneja un hacha…”

Hunter S. Thompson, 1977

Dice El Periodista en su obituario sobre su amigo y hermano, su cómplice y su incombustible compañero de viajes por carretera y psicodélicos buscando el American Dream. Dice El Periodista sobre El Abogado. Sobre el Dr. Gonzo, El Zeta, el Sr. Pardo, el Búfalo Z. Pardo, o sobre cualquier otro nombre con el que se conociera a Óscar Zeta Acosta. El hombre que en la bañera, presa de su propio pánico, pedía White Rabbit, de Jeferson Airplane entre alaridos de delirio (justo cuando el conejo se come su propia cabeza):

Tres años más tarde de este episodio, Óscar Zeta Acosta, después de subir a “un barco cargado de nieve blanca”, desapareció. Era 1974.

La vida del Búfalo Abogado adicto a las anfetas, o una parte de ella, es interpretada por Benicio del Toro en la película Miedo y Asco en Las Vegas, dirigida por Terry Gilliam, junto a Johnny Depp, que a su vez interpreta a Hunter S. Thompson, quién escribiera esa oda al periodismo narrativo gonzo que la película trata de adaptar a imágenes. Dieciocho años atrás, Peter Boyle también intentó ponerse en la piel de El Zeta en Donde vagan los búfalos, una adaptación de la Autobiografía de un Búfalo Marrón escrita por el abogado en 1972. Un año después, el Búfalo escribiría la secuela La Revuelta del Pueblo cucaracha, donde con tintes de ficción extravagante relata su etapa como abogado y líder del Movimiento Chicano. Este libro

Hunter Thompson y Oscar Acosta en 1971

Hunter Thompson y Oscar Acosta en 1971

ha llegado a España editado conjuntamente por Acuarela Libros y Antonio Machado Libros, con la introducción de Thompson que encabeza este artículo y un epílogo de Alex Portero. Ambas novelas, son consideradas hoy referentes dentro de la llamada “Literatura Chicana”.

La Revuelta del Pueblo Cucaracha se desarrolla en East Los Ángeles (“Islos”) a finales de los 60, una época y un lugar marcados por las protestas contra la Guerra de Vietnam y la “locura en cualquier dirección y a todas horas”, como afirma Hunter en uno de sus más bellos fragmentos de Miedo y Asco en Las Vegas: “era una fantástica sensación de que todo lo que hacíamos estaba bien, de que ganábamos, y ese era el asidero. Esa inevitable sensación de victoria sobre las Fuerzas del Mal. No en un sentido militar, no lo necesitábamos. Nuestra energía prevalecería. Teníamos el ímpetu. Cabalgábamos sobre la cresta de una alta y hermosa ola…”. En esa ola y en esa sensación de fuerza navegó ozald4El Zeta, declarándole la guerra en los tribunales al status quo blanco, retando a abogados y jueces a salir fuera de la guarida del poder, abatiéndolos con rabiosa puntería, esa que por saberse justa y verdadera, imparable, llena de orgullo según se pronuncia. Quizás, por esa incomodidad de jueces y abogados contrarios que se huele en las páginas del libro, como una bilis ácida producida por el odio, pueda entenderse como un abogado es capaz de pasar en prisión al menos 24 horas después de cada proceso, acusado de desacato. De esa brillante palabra: desacato.

En el libro también aparece el líder campesino César Chávez, activista influenciado por Gandhi que consiguió importantes logros para los derechos de los inmigrantes en los trabajos agrícolas, y el líder de los jóvenes estudiantes chicanos Rodolfo ‘Corky’ González. En ambos, El Zeta busca apoyo, amistad y compañerismo. En las páginas de La Revuelta del Pueblo Cucaracha también se relata la postulación de Acosta a Sheriff de Los Ángeles (como hiciese su amigo Hunter en Aspen), con un programa bien definido: abolir la policía. Ambos casos fueron sonados por su derrota más que anunciada, pero sobre todo por poner en tensión y alerta a los conservadores más zafios de América.

Las cucarachas: El Movimiento Chicano

Esa era la concepción que Acosta tenía de su pueblo: un ejército de cucarachas asquerosas, pisoteadas constantemente y que se mueven pululando en las sombras, siempre mantenidas a raya. Pero también sabía algo: si ves a una cucaracha, prepárate, porque bajo ella hay miles en la oscuridad. Cucarachas jalonadas por las drogas y las armas, por la pobreza, la marginalidad. Por todos esos ingredientes que entre “las buenas gentes” causan miedo y asco. Acosta sentía que algo, una fuerza mayor, un compromiso social que antes no había encontrado, lo colocaba en la cabeza de ese ejército de personas que no eran ni mexicanos, ni americanos, sino Chicanos.

Chicanos atrapados por la historia en aquellas ciudades (Los Ángeles, San Diego, Phoenix, Albuquerque, Denver, Las Vegas, San Antonio, Dallas, Houston…) que tras la guerra entre México y Estados Unidos pasaron a ser parte de este último país tras la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo. Chicanos que buscaban su diferenciación étnica, que luchaban y desafiaban a quiénes llevaban décadas discriminándolos y que actuaron en las universidades y colegios, en las calles, en el campo, en la política, o como nuestro querido Búfalo Pardo, en los tribunales.

Una historia que en España, quizás por desconocimiento inducido, por lejanía, o porque realmente existe una desinformación terrible, merece ser revista hoy en día. Con libros de héroes búfalos que contaron lo que pasó: La Revuelta del Pueblo Cucaracha.

¡VIVA LA RAZA!

Cucarachas enojadas… fumando marihuana. 

Recomendación: en acuarelalibros.blogspot.com se puede encontrar más información sobre el libro de Acosta. ¡Adelante!

Advertisements

One response to “El Zeta y La Revuelta del Pueblo Cucaracha

  1. Pingback: El Zeta y la Revuelta del Pueblo Cucaracha·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s